Reforma su casa logo

Grifos de cocina: ¿cómo elegirlos?

Raquel

Los grifos de cocina deben ser funcionales y procurar que no ocupen más espacio de la cuenta para que no obstaculicen un cómodo fregado de platos o enjuague de los alimentos. En este artículo te damos las claves para elegirlos.

Los grifos de cocina deberían satisfacer tres objetivos: ser cómodos, que ahorren agua y que tengan un diseño acorde con la estancia. Para ahorrar en la factura del agua, lo ideal en contar con una grifería con dos posiciones de caudal: así evitaremos que por inercia lo abramos del todo, gastando más agua de la que necesitamos. Los que incluyen aireadores (mezclan aire con agua y hacen imperceptible la reducción del caudal) permiten ahorrar hasta un 25% de agua. Si prefieres un grifo que ahorre espacio, opta por aquellos abatibles y extraíbles.

Grifos-para-la-cocina

Los grifos de cocina, como los de baño, son de dos tipos en función de su apertura:

  • Bimando: tiene una apertura de agua fría y otra de agua caliente. Permite regular el caudal del agua y su temperatura.
  • Monomando: solo tiene un mando para regular flujo y temperatura. Son más cómodos y no hay que hacer malabares para lograr la temperatura del agua deseada.

 

Especialmente importante en los grifos de cocina son los tipos de caño:

  • Caño alto: son los más cómodos para la cocina dado que podemos llenar grandes recipientes como ollas, garrafas o cubos.
  • Caño horizontal: son necesarios cuando hay una ventana justo encima y un caño alto obstaculizaría su apertura.
  • Caño de pedal: usando el pie, podemos abrir o cerrar el caudal del agua. Son prácticos en la cocina porque no ensuciamos los mandos si tenemos las manos pringosas (algo frecuente cuando estamos cocinando).

 

Ahorro y mantenimiento

Como hemos señalado anteriormente, los grifos monomando con una apertura central fría harán que ahorremos energía porque usaremos menos agua caliente. Asimismo, los grifos de cocina con sistema de doble posición de apertura ahorran hasta un 50% del agua, algo que notaremos en las facturas.

No olvides limpiar y mantener con frecuencia la grifería de la cocina para mantenerla en un buen estado. Para ello, utiliza una bayeta suave con un poco de jabón y después enjuágala. Por último, seca con un paño seco (no uses estropajos). Totalmente prohibidos los productos de limpieza abrasivos, los disolventes y el vinagre.

Compartir

Artículos relacionados

Contacta con nosotros





O si lo prefieres, llámanos: 677716161 677716161
Madrid y Barcelona